Zahira

Esta es la historia de Zahira. Todo empezó el día en que cumplió 9 años, ella vivía en una chabola en un lejano país, y aquel día iba a celebrar su cumpleaños. Ella era la mayor de 3 hermanos y aquella noche se quedó esperando mucho tiempo porque su padre no llegaba del trabajo, poco a poco le venció el sueño y se quedó dormida. Aquella noche tuvo un sueño que no olvidaría, entre lágrimas vio a su padre despedirse de ella y decirla que la quería. Zahira se despertó sobresaltada, ya había amanecido. Su madre no estaba, sus dos hermanos pequeños dormían plácidamente.

Pasaron 5 minutos y entro su madre llorando, los niños se levantaron y la abrazaron, que te pasa, la preguntaron, ella respondió; Vuestro padre ha hecho un viaje, un viaje muy lejano. A donde ha ido, Pregunto el hermano menor. A donde nacen las estrellas, respondió la madre. Y Cuando volverá pregunto el 2 hermano. No volverá, él nos esperará allí preparándolo todo para que el día en que nosotros también estemos preparados podamos ir allí a vivir con él.

Fueron pasando los días y la familia de Zahira cada vez tenía menos comida y dinero para comprarla con lo que esta decidió ir a buscar un trabajo. Esta encontró trabajo en una fábrica, decía la gente que esta fábrica estaba maldita porque un pirata hace mucho tiempo entro con su tesoro perseguido por la policía y este desapareció. Cuenta la leyenda que solo puede encontrarlo la gente de buen corazón, y nadie lo ha hecho hasta ahora. Zahira trabajaba 12 horas al día por 120€. Zahira estaba muy cansada y su salud iba empeorando poco a poco.

Un día apareció por la fábrica el jefe de esta zahira y otros trabajadores intentaron pedirles una mejora de sus condiciones laborales, pero el no les escuchó y como castigo les encerró durante una semana sin salir del vestuario.

La primera noche zahira lloraba y lloraba sin parar, de repente alzó la vista y en lo más profundo de la noche as estrellas formaron la cara de su padre que la dijo: Zahira, no estés triste, esta noche ocurrirá algo mágico, Zahira se quedó sorprendida con estas palabas y dejó de llorar, se levantó y al andar se tropezó contra un banco dando de lleno con una taquilla de la que salio un tesoro. Viva gritaron todos, Con el dinero que había allí compraron la fábrica y dieron un trabajo digno a los hombres y mujeres del pueblo mientras que los niños y niñas pudieron ir a la escuela para aprender esta historia, y vivir felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s