Algodón

Había una vez un conejo muy rico, tenía una gran madriguera con un montón de zanahorias para él sólo. Este conejo llamado Ding Dong, vivía sólo, no tenía amigos ni familia y según decía no los necesitaba.

En frente de Ding Dong vivía una familia pobre de conejos, formada por la madre, el padre una hija y un hijo pequeño, y apenas tenían para comer una zanahoria al día.

El pequeño se llamaba Algodón ya que era blanco y con el pelo muy suave, y a la vez era un intrépido aventurero.

Un día Algodón estaba dando un paseo por el bosque, cuando vio que su vecino Ding Dong había caído en manos de un zorro.

-¡Oh, algodon001no!, tengo que rescatarle, pensó Algodón. Entonces se le ocurrió una idea. Se       puso delante del zorro y le dijo: – Hola señor zorro, ¿Por qué vas a comer a este conejo?

– Porque va a ser, porque tengo hambre, exclamo el zorro.

-Te hago una proposición, sugirió Algodón, si ganas me comerás a mí también y si       pierdes dejaras que este conejo  yo nos marchemos.

-Acepto, dijo el zorro.

– Se trata de que encuentres a un solo conejo que aprecie a Ding Dong, propuso Algodón

– Oh, Seguro que será fácil, dijo el zorro, los conejos sois muy sociables y tenéis mucha familia.

El zorro fue preguntando a todos los conejos de la zona y todos le dieron la misma respuesta. Ding Dong era avaricioso, mientras ellos apenas tenían para comer, él tenía la mayor cantidad de zanahorias, que no compartía con nadie, ¡Ni siquiera era amable con ellos!

Todo esto lo oyó Ding Dong, que se quedó muy triste y decepcionado.

Finalmente el zorro se dio por vencido y dejo marchar a Ding Dong y a Algodón.

Según iban para casa Ding Dong le preguntó a Algodón que por que lo había salvado, si él había sido tan egoísta con todos los conejos a lo que Algodón respondió: – Todos somos  conejos y tú eres mi vecino, tenemos que protegernos unos a otros.

A partir de ese día Ding Dong e volvió amable con el resto de conejos y compartió con ellos sus zanahorias ayudando a los demás conejos y por fin se dio cuenta de que haciendo cosas buenas era más feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s